[#7 Viajar a Corea]

Thanks Nature Cafe: Un Café de Ovejas en Plena Ciudad

El turismo de cafeterías es una de las formas cada vez más comunes de turismo entre los jóvenes, y los hosteleros lo saben.

 

Las cafeterías han dejado de ser un lugar de paso para convertirse en un destino, en una experiencia completa, por eso desde hace ya unos años no es raro encontrarse con cafeterías temáticas o con decoraciones específicas por nuestro barrio, y es que ya sea solo o acompañado: ¿quién le dice que no a una buena tarde de café?

 

Como cualquier ciudad donde abunda el turismo, Seúl se ha lanzado al negocio de las cafeterías modernas con una interesante variedad de lo más inusual y extravagante.

 

Hoy hablaremos de la cafetería “Thanks Nature”, una cafería que ofrece deliciosos Waffle de la mano de los inquilinos más excepcionales, las ovejas Ellie y Ella. Sí, habéis leído bien, OVEJAS.

 

Sí conocéis o habéis oído hablar de Seúl sabréis que es una ciudad enorme coronada por altísimos edificios y, en general, bastante cosmopolita, así que encontrarse con ovejas de por medio es, como mínimo, inesperado y probablemente una de las razones de que sea un éxito tanto entre turistas como entre locales.

 

 

Bien, pues Ellie y Ella, nos reciben en el bajo de un edificio de Hongdae (salida 9) con una estética campestre pero sofisticada con una gran cristalera, asientos y mesas de madera y cuadros de (quién se lo iba a imaginar) ovejas. Además, tienen una especie de jardín urbano improvisado con casetas para las ovejas y su guardián, el perro Ángel, que se puede observar desde las cristaleras mientras te tomas tu café.

 

 

Las ovejas suelen estar dentro de la cafetería y pueden ser acariciadas libremente. Sin embargo, cuando yo fui, a eso de las 18h en pleno invierno, las ovejas estaban ya descansando en el jardín urbano que era de acceso libre para los clientes.

 

IMG_4678 2
IMG_4694 2

La mayoría de personas que había eran jóvenes, parejas y algún que otro turista, y por lo que pude comprobar y a pesar de que ofrecen una variedad de pasteles en la carta, el plato favorito eran los Waffle acompañados de un café calentito. El agua era free-service y tras haber terminado de tomar lo que se prefiriese uno es libre de quedarse cuanto tiempo desee en la cafetería ya sea haciéndose fotos o acariciando a los animales.

 

En cuanto a costes, dependiendo de lo que se tome puede subir más o menos, pero haciendo una estimación, el precio estará seguramente entre los 5000 y los 15000 wones (entre 4 y 12€ aproximadamente).


Thanks Nature es una destinación perfecta para visitar en primavera, otoño o invierno para descansar, tomarse algo o simplemente resguardarse del frío, sin duda, la recomendaría para ir con amigos, familia o niños. Si te gustan los animales y el café ni dudes en pasarte por allí.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Paula Sanz