Estudiar Coreano: Academias en Madrid y consejos

Como ya mencioné anteriormente en otro artículo, después de un año entero estudiando Coreano por mi cuenta decidí entrar a una academia para continuar con mis estudios. Aquí os hablaré de las dos academias en las que he estado aprendiendo Coreano en Madrid.

La primera vez que acudí a clases presenciales de coreano fue en el Centro Cultural Coreano. Como las clases del primer nivel no necesitan pasar una previa prueba de acceso las plazas se acaban rápido, y como yo ya había estado estudiando durante un año, decidí tomar el examen de acceso, y entré al Nivel 2.

La profesora que me dio clases ese año hacía las clases muy amenas y era sencillo aprender aunque se hiciese lo mínimo gracias a la diversidad de materiales que se usaban. En el CCC utilizan los libros Sejong, los cuales no me causan mucha simpatía por la sencilla razón de que vienen casi enteramente si no enteramente en Hangul y en muchas ocasiones, sobre todo si acabas de empezar, esto crea un impedimento a la hora de estudiar o si te pierdes alguna que otra clase.

Pero por lo demás, no pongo ninguna pega, los grupos no son muy grandes y las clases son participativas, se llevan a cabo una vez a la semana y duran dos horas. El precio es muy asequible ya que son clases financiadas por el gobierno Coreano, alrededor de los 150€ el curso y desde hace un par de años han añadido clases de conversación de coreano que complementan las clases de teoría.

Además al estar en el CCC, es fácil enterarse de otras actividades relacionadas con la cultura coreana que pueden interesar a los estudiantes del idioma. Yo, personalmente, tuve la oportunidad de asistir a un evento en el que nos enseñaron a preparar Kimchi y a un curso impartido en UCM sobre Estudios Coreanos y ambas fueron experiencias excepcionales.

Desafortunadamente para mí, por dificultades con el horario de las clases del CCC tuve que dejar de asistir y buscarme otro lugar que ofreciera clases en un horario que me viniese mejor. Así es como empecé en mi actual academia, Mitoyo.

Es una academia especializada en Chino, Japonés y Coreano situada muy cerca de Colón, justo en la calle de detrás del CCC. Las clases son muy reducidas de unos 10 alumnos máximo, los profesores son nativos y los libros que se utilizan son los de la universidad de Sogang, que hasta el momento me parecen los más útiles que he utilizado. Estos libros se basan en pura práctica, y la dinámica que utilizan es un diálogo entre los diferentes personajes del libro por cada tema que se va a explicar, esto da pie a poder leer o escuchar el diálogo con los compañeros y ver ejemplificada la teoría. También viene con un pequeño manual donde recoge toda la gramática que se enseña en ese libro lo que facilita su estudio y comprensión. La única pega, que están en inglés, pero si el inglés para ti no es un problema, los libros de Sogang are the way to go.

Además la academia Mitoyo tiene habilitada una sala de estudio, con varios libros, cómics y otro materiales que amenizan el estudio, además de una TV con Netflix donde ver tus Dramas favoritos mientras comes o esperas tu siguiente clase.

 

Si estáis estudiando coreano y os encontráis atascados o queréis empezar a estudiarlo pero no sabéis por dónde empezar, yo os recomiendo que asistáis a una academia. Estudiar un idioma nuevo no es nada sencillo y si no estáis constantemente sometidos a él mucho más, por eso siempre es muy útil tener un horario concreto dedicado a su estudio y a un profesor que pueda resolver tus dudas. Pero si no tienes ni el tiempo ni el dinero para ir a una academia, siempre puedes optar por estudiarlo por tu cuenta, a diferencia de la mayoría de los libros de método de idiomas, los de Coreano no son caros, pero aprender a pautarse el estudio sin mayor referencia es complicado. Y ojala estudiar fuese todo. Aprender un idioma es entrar en una nueva forma de pensar, actuar y ver el mundo y por lo tanto es necesario interesarse no sólo en los verbos y en la gramática sino en todo lo que gira en torno a ello, necesitamos saber cómo está dividida la sociedad coreana para poder entender por qué decimos Oppa o Unnie antes de lanzarnos de cabeza a una piscina en la que nunca hemos nadado. Por eso, sobre todo si estudias por tu cuenta, te recomiendo que veas alguna que otra peli, o Drama, o programa de cualquier tipo, escuches canciones ya sean a no de Kpop, vayas a comer a un restaurante o evento culinario de gastronomía coreana, y sobre todo, si tienes la oportunidad conoce y conversa con Nativos coreanos. Estar lo más cerca posible de la cultura coreana te ayudará en el largo (O no tan largo) camino que te queda para ser fluido en el idioma.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Paula Sanz